Bebés·Embarazo y maternidad·mamá·Niños

TEA, mi granito de arena

Acabo de encerrarme en la habitación, portátil en mano, dispuesta a escribir algo en el blog, porque llevo semanas sin hacerlo, y no quiero dejar de hacerlo. No solo no estoy escribiendo, tampoco llevo vuestros blogs al día, y es una pena, porque me gusta leeros.

Creo que la comodidad y facilidad que pone Instagram, hace que cuente cosas, vea otras, y al final pienso, ¿y que voy a contar en el blog que no les haya dicho ya por IG? Pues mucho!!! porque por aquí puedo contar todo mucho mas extendido, y explicar todo mucho mejor.

Me apetece contaros que estas semanas que he estado sin pasar por aquí, Óliver ha seguido con su terapia, que tal y como os conté ha cambiado mucho. La terapia para solucionar su problema motor, no tiene nada que ver con la que estamos haciendo ahora, para el problema cognitivo. Es una terapia personalizada, creada por nosotros y su terapeuta, para volcarnos en los problemas que tiene Óliver, es personalizada, porque no todos los niños necesitan lo mismo, y por eso, es mas efectiva.

Hemos tenido cita con el neurólogo, y le han hecho varias pruebas, y bueno, de momento el diagnostico es retraso cognitivo, comunicativo y social. Ahora mismo tiene un retraso madurativo de algunos meses, ahora es cuando está empezando a imitar, y meter las anillas por el palo, y apilar cosas, y tiene 13 meses. Pero lo importante es que lo está haciendo, y eso ha sido gracias a la terapia.

Está avanzando mucho, y muy rápido. No nos esperábamos cambios tan pronto, y eso es muy bueno. Todo lo que está haciendo son buenas señales a nivel cognitivo, y también a nivel comunicativo, porque está empezando a “hablar” bastante.

El tema social…bueno ese es mas complicado, quizás es el que mas se resiste. No tiene interés por otros niños, prefiere jugar solo, y sigue sin gustarle que la gente se le acerque, así de primeras. Tienen que hacer como que no está, hasta que es el mismo, el que empieza a mostrar algo de acercamiento.

Aún así, de cara a diagnosticar oficialmente en el futuro el posible TEA (trastorno del espectro autista), si las cosas siguen como ahora, y únicamente muestra algo de rechazo social, el grado será leve (quizás asperger), puesto que a nivel cognitivo y comunicativo, parece que no va a haber problemas. De todos modos, para eso hay que esperar, hay que seguir trabajando, y tener paciencia.

Creo, y no me equivoco, que muchos pensaréis, probecicos, que pena, y seguramente querréis darme ánimos, pero no los quiero, no me mal interpretéis, os agradezco la intención, pero para nosotros esto no esta siendo como algo catastrófico. Me explico, quizás sea mala suerte, pero vamos, no me están diciendo que puede que mi hijo este enfermo (porque el autismo no es una enfermedad, es una forma de ser), ni que vaya a pasarle algo malo, solo me han dicho que puede que su forma de ser, sea distinta a la de otros, y lo estamos llevando muy bien y con mucha naturalidad.

Leyendo mucho sobre el tema, vi un foro donde decían que “los padres con niños autistas, tenían que ir a terapia con los padres que habían perdido un hijo, porque se considera una perdida, perder al hijo que imaginabas que seria…”¿¿¿¿¿Perdona????? me parece una falta de respeto para los padres que de verdad han perdido un hijo, los padres con niños autistas, tienen a sus hijos, y no pierdes al hijo que imaginabas, porque en realidad ese nunca ha estado, tu hijo es el que nació, y desde que nació es así, y sea o no autista, lo tendrás contigo, y si te lo propones, seguramente harás todo lo que en un futuro esperas con él. Yo al principio, los dos primeros días que nos hablaron de TEA, por mi ignorancia, pensé, que pena, no podré hacer bizcochos con él, o no podremos regar las plantas juntos…entonces el terapeuta de Oli, me dijo una cosa, que fue la que me hizo ver todo distinto “NO MARQUES TU LOS LÍMITES, DEJA QUE SEA TU HIJO QUIEN LO HAGA”.

Sinceramente, creo que para ser 2016, sigue habiendo mucha ignorancia, y mucho tabú, respecto al autismo, y yo misma reconozco, que pensaba en autismo y me imaginaba niños serios, aislados…y luego veo a mi hijo, que juega, nos mira, se ríe, y yo solo veo un niño, un niño al que le cuesta entender el comportamiento social, algo que yo me he propuesto ayudarle a entender, pero también tenemos que entenderlo a el, y no forzarlo, hacerlo con calma, poco a poco.

Lo peor que se puede hacer, es tratarlos como personas distintas, ponerles etiquetas, y aislarlos, porque si, antes se hacia eso, los encerraban a todos en un centro, donde no se les daba una terapia adecuada, porque era la misma para todos, y eso no es así, lo que necesita uno, quizás no es lo mismo que los demás. Por suerte, ahora, hay grandes profesionales, que han conseguido que las cosas cambien, y que puedan asistir a un colegio con el resto de niños, pero sigue faltando mucho camino por recorrer, y muchas cosas que lograr. 

Espero que mi punto de vista, os ayude a cambiar el vuestro sobre el TEA, porque el autismo no es lo que era, y aunque solo lo hagáis quienes leáis esto, sobra para poner mi granito de arena en el tema, porque ya sabéis, cada granito de arena cuenta.

IMG_9955.JPG

Feliz día

 

Anuncios

4 comentarios sobre “TEA, mi granito de arena

  1. Es admirable lo bien que habéis encajado esta situación, la verdad que un ejemplo a seguir para otros padres que se encuentren en la misma circunstancia. La vida no es un camino de rosas y siempre nos pone dificultades, lo más importante siempre es la actitud con que las afrontes. La buena predisposición, el amor, la fe, la esperanza, y que nunca decaigan los ánimos hace que hayáis ganado la mitad de la batalla. Me encanta que compartas estás cosas con nosotros porque como muy bien dices el autismo es un gran desconocido para muchos y realmente somos grandes desconocedores de sus síntomas y más de cómo tratarlo. Una vez más gracias por aportar tu granito de arena. Un abrazo enorme a tu bonita familia. ❤️

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado leerte y ver que la terapia está dando sus frutos. Es maravilloso que el peque avance tan rápido!! Ahora por suerte hay terapeutas que son una pasada. Pero el papel de los padres en casa en insustituible y seguro que lo estáis haciendo de 10. Lo primero es la actitud que ya la tenéis y eso es un todo!! Estos post son muy necesarios para desterrar creencias erróneas sobre el TEA, cuanta más información de primera mano se tenga más se puede ayudar a familias en la misma situación. Un beso muy gordo familia!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Mi papá tiene asperger….aunque en su época solo era rarito pues le diagnosticaron de grande… en esos momentos no había tanta información del TEA como ahora

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s