Bebés·Embarazo y maternidad·mamá·Niños

¿Vacaciones?

Llevo mucho sin escribir, y la razón, es que supuestamente estábamos de vacaciones.

Digo supuestamente, porque me he dado cuenta de que esto ha sido de todo, menos vacaciones. Tener un niño es incompatible con la palabra vacaciones…¿Por qué?

1- Trastos: Nunca, nunca, he salido de casa con tantísimas cosas. Madre del amor hermoso, si por poco no tenemos que hacer dos viajes. El coche iba, literalmente, hasta arriba. Porque claro, entre lo necesario, y lo que quizá lo sea…una animalada! Hamaca, juguetes, robot de cocina, ropa, colchoneta, biberones, leche, cereales, cuencos, cucharas, potitos, medicamentos (botiquín al completo, incluyendo sueros, y aspirador de mocos)…

2- Prisas: He sentido que no me daba tiempo a nada, que todo lo hacíamos deprisa y corriendo. Porque claro, bajo a la playa o piscina, y cuando te quieres dar cuenta. ya tienes que volver, para hacer la comida al niño, que tarda unos 20 minutos, pero también tienes que calcular que se tiene que enfriar, que son otros 15-20 minutos…ducha al niño, te duchas tu, dale de comer al niño, y no tardes mucho, porque su hora de comer, se junta con la tuya, y ves a todos los demás, esperando para comer, porque están esperando a que acabe el niño, entonces metes el turbo, y es cuando el niño no esta por la labor de seguir comiendo, y acabas desquiciada.

3- Dormir: Mejor dicho, no dormir,  porque ha sido así. el niño, no ha querido ver la cuna de viaja ni en sueños, y ha tocado ponerlo en cama, con nosotros, mas concretamente, a mi lado, y….¡He acabado hasta las narices! Este niño mío se mueve muchísimo mientras duerme, peo a lo bestia. Se pone a rodar, a darse la vuelta, a subir las piernas, o el culo si esta boca abajo, y ¿adivinas quien se llevaba cabezazos, patadas y puñetazos? YO, por lo que dormir, era misión imposible.

4- Rabietas: En cuanto el niño lleva dos días fuera de casa, ls rabietas se implantan de forma continua, y es desesperante, porque chilla, y llora, no come, no duerme…llega un punto que no sabes que hacer con el. Y yo, acostumbrada a la calma y la tranquilidad de casa, me pongo nerviosa, me desquicio, y solo pienso en una cosa, en volver a casa.

Que le vamos a hacer, el niño es así, extraña mucho su casa y sus cosas, y no solo ahora, le viene desde que era muy pequeño. Muchos pensareis que es una tontería, o que es imposible, pero yo se que de lo que hablo. No puede ser que este chillan, llorón, insoportable en general, y sea subir al ascensor de casa, y que ya cambie. Esta ultima vez que volvimos de estar unos días en la playa, al llegar a casa, se quedó durmiendo a las 8 de la tarde, y no hubo forma de despertarlo, ni para darle de cenar, y no supimos más de él hasta las 6 y media de la mañana.

Y yo, pues que queréis que os diga, he acabado reventada, las supuestas vacaciones, han podido conmigo. Hemos estado en Gandia, San Carlos de la Rápita, y Les Palmeres. Nos quedaba la visita al pueblo, pero la voy a posponer, no puedo más, ahora solo quiero descansar, estar tranquila, dormir, y volver a nuestro ritmo de siempre,  y me he dado cuenta, de que es ahora, estando en casa, cuando lo voy a hacer, porque amigas mías, ¡esto si que son vacaciones!

Eso sí, aunque más que unas vacaciones, han sido un infierno, reconozco que hemos tenido ratos buenos, y fotos bonitas para el recuerdo, pero no las voy a echar de menos.

Feliz día

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿Vacaciones?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s