Bebés·Embarazo y maternidad·mamá·Niños

¡¡No le toques los pies!!

Desde que Óliver empezó a cogerse los pies con cuatro meses, los calcetines pasaron a un segundo plano. No duraban puestos ni medio minuto, y acababan en sus manos, o en la boca.

No me comí mucho la cabeza, ¿qué no quiere calcetines? Fuera calcetines, y pinrreles al aire, para estar en casa, aunque poco a poco el esta en casa se extendió también a para estar en la calle.

No lo voy a negar, me ha importado siempre tres pepinos que el niño lleve los pies al aire, si se quita los calcetines es porque le molestan. ¡Y no hablemos de zapatos! para él son un juguete más.

Total, que si, que va sin nada, con los pies al viento, y él, es feliz, y yo feliz de verlo a él así, por eso me niego a ponerle también zapatos, ya tendrá años para eso. Como dato, para tranquilizar a las dramáticas, os diré que tiene siempre los pies calientes.

El caso es que, no se por que, todo el mundo se cree con algún derecho a tocar los pies de mi hijo, con disimulo, diciendo “que gracioso” “míralo él con los pies al aire”, para luego soltarte la pregunta mamporrera “¿no tendrá frío?” “se le van a quedar los pies helados” “¿llevas unos calcetines en el bolso, no vaya y refresque?” “muchacha, tápale esos pies”. ¡OJO! que digo todo el mundo, y no exagero, porque no solo lo hacen familiares y amigos, es que hasta dependientas, personas en los semáforos, médicos, gente en el parque…Vamos, ¡qué casi somos una feria andante!

Yo, siendo más falsa que las pesetas, pongo una sonrisa y siempre digo lo mismo “jeje, le gusta ir así” y no se porque me termino justificando “además tiene los pies calientes”. Por dentro, ardo de rabia.

Ultimamente, se me están agotando las sonrisas falsas, y he empezado a soltar frasecitas desganadas como “ea” “¿y que?”, y estoy a un paso de soltar “¿y a ti que coño te importa?”

Porque sí, porque mi paciencia con este tema, está llegando al límite, y solo me queda decir que, no le toques los pies, que me conozco. 

Feliz día

Anuncios

15 comentarios sobre “¡¡No le toques los pies!!

    1. y tanto que disfruta! Te confieso que yo también, acabo siempre con los íes negros, pero me da igual, se está tan bien…Hasta por la calle, alguna noche que volvía de fiesta, me quitaba los tacones, y descalza hasta casa, jajaja. Calcetines del revés?? eso no lo había escuchado nunca. Probaré!, y como me guste, te copiare jeje. Y Óliver que haga lo que le salga de las narices, no seré yo quien le prohiba disfrutar de la libertad de sus pies. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. Si prefiere ir así, será que está mejor y más cómodo. Mi hijo no empezó a usar zapatos hasta que se soltó a andar -con cierta soltura- sobre los 18 meses y porque por la calle no lo iba a llevar con los pinrelillos al aire en invierno. Pero vamos, lo mejor es que vayan descalzos (y no lo digo yo, lo dicen estudios de podología).

    También decían las mismas cosas… Y yo hacía oídos sordos y ponía cara de “sí, sí… lo que tú me digas”. Paciencia o, mira, si te hartas, suelta una bordería y más ancha te vas a quedar XD

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Paciencia….mira que me lo repito, pero ya se está agotando, son tantos meses de comentarios…Esta claro, que ellos van mejor sin nada, al menos es lo que demuestra, y hasta que no demuestre lo contrario, o se lance a andar, como le pasó al tuyo, pues los pies al fresco. Ya tendrá tiempo de llevarlos encerrados. Un beso

      Me gusta

      1. Pues sí, paciencia a raudales. En nuestro caso, siempre hay “algo”. Cuando no es una cosa, es otra (que si la teta, que si lo tenemos que bautizar, que si los zapatos, que si el colecho, que si no hablaba -ahora habla por los codos-, que si los dientes que no le salen -no le falta ni uno a día de hoy-, que si quítale el pañal, que si escolarízalo ya…).
        Lo que no sé es cómo no he pegado ya tres voces y he mandado a más de uno a donde cristo perdió la chancla XD

        Abrazo!

        Me gusta

  2. Yo leí un artículo que ponerle zapatos a los bebés impide que los pies crezcan correctamente, así que haces bien no poniéndole zapatos. Por otro lado, lo de los pies al aire y la gente cotilla y metomentodo da mucha rabia, pero piensa que a esa gran parte de personas no las volverás a ver así que ignora lo que digan y punto. Besitos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s