Bebés·mamá·Niños

El primer ingreso

Con solo nueve días, ingresaron a Óliver.

Desde el día anterior al ingreso, yo notaba que el niño respiraba muy rápido, pero como todos dicen que soy una neurótica, pues me auto convencí de que eran imaginaciones mías, hasta que al día siguiente, por quedarme tranquila, y que un profesional me dijese que no era nada, lo llevamos al hospital.

Nos atendieron nada mas llegar, por aquello de que era un bebé de 9 días, y no querían dejarlo en una sala de espera con mil virus circulando. Primero lo vieron en triaje, y es cuando empiezo a ver que no estoy loca, porque ellas también observan que respira rápido, y tiene el pulso disparado. Nos pasan enseguida al box, y es cuando termino de convencerme de que algo está mal.

Mientras caminaba hacía el box, una pediatra pasó por nuestro lado, miró al carrito, y sacó corriendo al niño para ponerlo en una camilla, (os juro que casi me da algo), lo desnudó a la velocidad de la luz, y se quedó observándolo. Confirmó que respiraba rápido, pero no había que alarmarse, ella se había asustado porque notaba marcarse mucho las respiraciones, pero al desnudarlo, se dio cuenta de que era por el pectus excavatum (es una malformación, un hundimiento a la altura del esternón, cuyo único problema es estético, pero que lo hemos estado tratando desde muy pronto, en el osteópata, y ya apenas se le nota).

IMG_3801.jpg(esta foto es del ingreso, y podéis ver como se le notaba el pectus)
IMG_4897.jpg(y esta foto es del segundo ingreso, que ya os contaré, y como podéis ver, ya apenas se le nota el pectus)

El caso, es que le hicieron las típicas pruebas que hacen en urgencias, y todas salieron bien, pero lo dejaron ingresado porque no tenían ni idea de que era lo que pasaba, y al ser menor de un mes, el ingreso es en neonatos. Sí, en una incubadora, aislado, y sin poder cuidar de el las 24 horas. Ya os podéis imaginar la primera noche, al llegar a casa sin el peque…..

Al día siguiente le hicieron mas pruebas, entre ellas un ecocardiograma, que descartó problemas cardiacos, y una eco cerebral, que no salió bien del todo, pues vieron un quiste en el plexo coroideo izquierdo, de 3 mm (estos quistes aparecen durante la formación del feto, y suelen desaparecer antes del nacimiento, sin que suponga ningún problema en el desarrollo del niño), además también vieron signos de vasculopatía estriada (es algo así, como que se forman calcificaciones en el cerebro, es una afección, que mucha gente padece, y que no tiene porque suponer un problema en el funcionamiento cerebral, suele estar asociado a la infección por el virus citomegalovirus durante la gestación, le hicieron las pruebas, pero aun estamos esperando a que nos digan el resultado, porque su pediatra, dice que no sabe mirarlo en el ordenador, pero digo yo, que si fuese positivo, desde el hospital nos hubiesen llamado, y a estas alturas, el niño presentaría mas síntomas). Pero de todos modos, esos diagnósticos, nada tenían que ver con la taquipnea o la taquicardia.

De golpe, sin medicar, y sin nada, dos días después de ingresar, desapareció la taquipnea, y el pulso se normalizó.

De todos modos lo dejaron 3 días mas ingresado, para realizarle más pruebas, y repetirle la eco cerebral, y para observarlo, principalmente. No volvió a dar señales de pulso rápido, o respiración rápida; los virus respiratorios, dieron todos negativo, y la eco cerebral que le repitieron, tres días después de la anterior, ya no mostraba el quiste, pero si que se confirmó una “mínima vasculopatía estriada”.

Fue algo inesperado, que nos marcó mucho, tanto como para que cada vez que se pone malo, y lo llevo al médico, mi novio me diga, “que no nos lo quiten”. Aún así tuvimos suerte, y fueron solo 5 días, pero lo cierto es que allí hay muchos padres y madres, que pasan semanas y semanas con sus pequeños, y que se merecen todo el apoyo y la fuerza del mundo, porque es  muy duro.

A los 5 días de ingresar, nos dieron el alta, sin saber lo que le pasó, porque la pediatra nos dijo, “lo que fuese, tal como vino, se fue”. Personalmente, estuve informándome, y yo tengo otra opinión sobre lo que pudo ser. A algunos bebes después de nacer, se les queda algo de liquido en el pulmón, y unas horas después, desarrollan una taquipnea transitoria, que dura entre 48 y 72 horas, pero en algunos casos, esa taquipnea transitoria puede ser tardía, y producirse días después de nacer, pero siempre antes de los 15 días, y yo, estoy convencida, de que eso fue lo que le pasó al niño.

Feliz día

Anuncios

8 comentarios sobre “El primer ingreso

    1. Pues si que fue un susto gordo, ahora de aquello bien, estuve unas semanas neurotica perdida mirando las respiraciones, pero nada, no volvió a hacer nada raro. Y tanto que se nota! De todos modos, por si al crecer se le vuelve a marcar, ya me he informado de que tiene que ir haciendo, para evitar que el problema estético sea muy grande, si pones en google pectus exacvatum, alucinas…pero eso es gente que lo fue dejando, y quiso solucionarlo tarde, aunque también tiene solucion, es una operacion muy sencilla. Esperemos no llegar a eso. Muaa

      Me gusta

      1. Si, ya habia visto a gente con el mismo problema (pero sin tratar) y visualmente impresiona mucho. Por suerte el peque está en unas manos geniales 🙂 Me alegro muchisimo de que todo quedase en un susto. Besotes!!

        Me gusta

    1. Si, ahora de aquello ya nada! Bueno queda que de vez en cuando le revisen la vasculopatia estriada, pero no nos preocupa mucho, hay gente que vive toda la vida sin saber que la tiene porque nunca le han hecho pruebas, y no pasa nada. Un beso

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s