Embarazo y maternidad·mamá

Visita al endocrino (II)

La analítica que me mandó el señor endocrino en la primera visita, estuvo lista en pocas horas, y yo ya estaba ansiosa por enseñársela, y que al fin me dijeran que pasaba, y que podía hacer. No tardaría mucho, pues en menos de una semana, tuve de nuevo cita.

Glándula-tiroidea-I

Lo cierto es que fue él quien dijo que fuera a consulta, pero no tenía cita, y al llegar, y tras esperar un buen rato, me preguntó por mi nombre, y entonces se acordó, y me pasó enseguida dentro. Reconozco que estaba hecha un flan.

Nada más sentarme le entregué los resultados. Me confirmó, que tal y como sospechaba, los anticuerpos antitiroglobulina habían salido positivos, con un valor mucho menor que años atrás, pero ahí seguían estando, y lo que es peor, llevaban 10 años atacando a mi glándula tiroidea. El valor de la TSH había disminuido, estaba en 3,5, seguía alta para mi propósito, pero de nuevo se confirmaba ese bailoteo de cifra que da la hormona, y que resulta que es provocado por los anticuerpos, de hecho es muy posible que sin los anticuerpos, mi TSH estuviera bastante alta, pero los anticuerpos camuflan la cifra, y la marean.

Diagnóstico: Hipotiroidismo autoinmume.

El problema de lo autoinmune, es el mismo de siempre, NADIE sabe porque aparece, ni como actúa, ni tampoco como combatirlo.

Al parecer esos anticuerpos se cree que se crean porque los folículos de las tiroides se rompen y segregan el liquido a la sangre, y el cuerpo pues crea anticuerpos para combatirlo, y atacan a quien genera el liquido, la tiroides. ¿Por qué se rompen los folículos? No tienen ni idea, hay gente propensa, y punto.

¿Tiene solución? Pues tampoco lo saben. Hace solo un par de años, un reputado endocrino elaboró un estudio en el que determinó que a pacientes con anticuerpos positivos, pero sin niveles de TSH muy elevados como para darles medicación, SÍ que había que darles medicación, ya que al dar la tiroxina (lo que genera la tiroides) en pastilla, evitaba que la tiroides trabajase tanto para crearla, y al trabajar menos, por narices el cuerpo debía disminuir el numero de anticuerpos. Vamos que la posible solución está en engañar al cuerpo, y hacerle creer que la tiroides no funciona.

Como la medicación puede ayudar, y porque sí o sí, al buscar embarazo, la tenía que tomar, salí de la consulta con la receta para tomar el eutirox de 50, y el volante para repetir las analíticas en 6 meses, a no ser que hubiese antes embarazo. No solo con la receta, también con la ilusión de saber que había algo que no estaba bien, y ya le estaba poniendo solución, para mí significaba que quizás el bebé podría estar ya más cerca (siempre y cuando solo fuese eso lo que estaba fallando).

Así terminó esta aventura, y entre el ginecólogo y el endocrino, pasaron otros dos ciclos, por lo que empezaría la mediación (que no actúa de inmediato, tarda un par de meses en regular) de cara al octavo mes de búsqueda (el actual).

 

Feliz día

Anuncios

4 comentarios sobre “Visita al endocrino (II)

    1. Lo intento, pero cada mes el negativo se hace más duro. Lo bueno es que ahora se que no es culpa mía, que el hipotiroidismo autoinmune, se puede tratar, y quizás el positivo esté más cerca…ya veremos. Un beso

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s